Andalucía, reflejo de una gran gastronomía

ANDALUCÍA, REFLEJO DE UNA GRAN GASTRONOMÍA

Escrito por Olor Andaluz

Andalucía es una comunidad de gran dimensión y con una diversidad de paisajes y climas increíble. Podemos subir al punto más alto de la Península, el pico Mulhacén, pero también podemos recorrer sus casi 1.000 kilómetros de costa, descubrir el ecosistema de Doñana y los arrozales de Sevilla, el desierto de Tabernas, Grazalema, la zona con más pluviometría de España, o visitar los bosques de olivos de Córdoba y Jaén.

 

Esta diversidad tiene su reflejo en la gastronomía.

Es habitual, y sobretodo años atrás, cuando las comunicaciones no estaban tan desarrolladas, utilizar los productos que se tienen más a mano. En las zonas costeras podemos encontrar gran variedad de recetas donde el pescado es el ingrediente principal y en las zonas de interior se cocinan más recetas de carne. Y en todos los pueblos degustaremos platos con las verduras o frutas que mejor se adaptan a cada terreno, desde espárragos, hasta aguacate y mango, pasando por pimientos, tomates, fresas,…

Es por ello que en Andalucía contamos con una gran variedad de platos, en muchas ocasiones con pequeñas diferencias entre una y otra zona o pueblo que hacen de esta tierra contar con un atractivo turístico más, su gastronomía.

Muchos de estos platos están elaborados con pocos productos, económicos y nutritivos que giran en torno a la dieta mediterránea, con el aceite de oliva como ingrediente imprescindible y con muchos guiños a las raíces árabes.

Hoy en día, vinculado al turismo y a la hostelería cada vez más consumimos esta gastronomía en forma de tapas, como una forma de relacionarnos con los demás que nos permite disfrutar de una variedad de platos al mismo tiempo que degustamos un vino o una cerveza y que charlamos y nos divertimos. Esto ayuda a que las recetas tradicionales se mantengan más vivas que nunca.

Si tuviéramos que hacer una pequeñísima selección de tapas destacadas, no faltarían estas recomendaciones:

- Almería: gamba roja y migas de harina

- Cádiz: mojama y pescaíto frito

- Córdoba: salmorejo y alcachofas a la montillana

- Granada: tortilla de Sacromonte y habas con jamón

- Huelva: habas enzapatas y arroz con chocos

- Jaén: ajoatao y andrajos

- Málaga: espetos y ajoblanco

 

- Sevilla: pescado en adobillo y solomillo al whisky

Y por supuesto, acompañadas de algunos de los grandes vinos que hay en Andalucía, desde manzanillas a vinos blancos amontillados pasando por los cada vez mejores y más abundantes vinos tintos y terminando en el vino dulce de Málaga o el Pedro Jiménez, vinos ideales para terminar cualquier comida acompañando el postre, donde encontramos también una gran variedad de dulces y pasteles:

- Arroz con leche

- Gachas

- Piononos

- Torrijas y pestiños

- Magdalenas y bizcochos

- Mazapanes y polvorones

- Mantecados y alfajores

 

La gastronomía andaluza es una gastronomía sana, variada, para todos los bolsillos y con mucha tradición, a disfrutarla y... ¡¡que aproveche!!

Autor: Olor Andaluz
Más información sobre este post en Olor Andaluz

No hay comentarios

Agregar comentario